Depilación definitivainicio

Busca en nuestro contenido todo tipo de información sobre métodos depilatorios.

 

ofertas

Funciones y componentes de la piel

Créase o no, la piel es el órgano más grande que nuestro cuerpo posee, y a su vez uno de los más sensibles al tacto; es por esto que la piel es tan frágil como la porcelana y requiere de un cuidado riguroso para evitar distintos trastornos tales como erupciones, alergias, sarpullidos o algunos más profundos como quemaduras o manchas. No es pretencioso asegurar que nuestra dermis es uno de los órganos más importantes que nuestro cuerpo posee, pesa entre tres y cinco kilos y puede llegar a ocupar hasta 18 metros cuadrados; para tratarla debidamente es necesario recurrir a distintas técnicas de cuidado de la piel tales como: peeling, limpieza de cutis, cremas naturales, etc.

Definimos el concepto de piel, pero debemos saber realmente para qué sirve; este órgano funciona de forma continua y como mencionamos previamente es la envoltura exterior de nuestro cuerpo. Dicha envoltura posee dos funciones fundamentales: una es la que conocemos todos, protegernos de factores externos del mundo en que vivimos, y la otra función, es establecer ciertas relaciones en los ámbitos en los cuales habitamos.

Comentarios de nuestros usuarios

piel

La piel nos envuelve y nos protege, separándonos, y a su vez poniéndonos en contacto con todo lo que nos rodea. La principal función de ésta se da a través del su sentido predilecto, el tacto, la piel recibe diversos estímulos provenientes del exterior que son captados por las terminaciones nerviosas que residen en ella. Una vez allí, éstas los transportaran a nuestro cerebelo el cual determinará nuestra reacción frente a dichos estímulos. Pero la piel no sólo se encarga de recibir y transportar estímulos, sino también es un espejo de sentimientos y emociones que se producen muy dentro de nosotros estas manifestaciones son muy fáciles de ver.

¿Quién no se ha puesto “colorado” cuando algo lo avergonzaba?; miles de veces hemos sudado debido a alguna situación que nos ponía nervioso o también hemos expresado la famosa “piel de gallina” antes estímulos afectivos. Éstas son simplemente respuestas emocionales que se manifiestan a través de este maravilloso y sorprendente órgano. Pero la piel, también posee otras funciones que son básicas para nuestro cuerpo, entre ellas, es la encargada de seleccionar lo que resulta perjudicial para el organismo y lo que es beneficioso para el mismo.

Esto ocurre debido a que la misma cuenta con una barrera que impide la entrada de sustancias nocivas dentro del cuerpo, nos referimos a las bacterias, radiaciones solares, etc; la piel posee un sistema inmunológico propio.

 

Cómo mantener una piel sana

Podemos distorsionar un poco el dicho “mente sana, cuerpo sano” y cambiarlo por uno que diga “piel sana, cuerpo sano”; es muy importante cuidar este órgano tan vital para el desarrollo de nuestro cuerpo siguiendo diversas medidas de higiene y nutrición. Para poder seguir asegurando las capacidades protectoras que la piel nos brinda debemos conservar su integridad de la mejor manera posible; para eso existen múltiples claves para obtener un cuidado eficiente.

Entre ellos, debemos sugerir no exponerla directamente al sol en horas picos, en especial cuando nos referimos a bebés que poseen de por sí una piel más sensible; a su vez, debemos protegernos estrictamente de las radiaciones solares ya sean naturales o artificiales utilizando protectores con un factor adecuado para nuestra dermis, en especial para nuestro cutis. La higiene en la piel es un tema fundamental, se recomienda utilizar al bañarse artículos para piel específicos tales como jabones que posean un ph neutro y evitar los baños de inmersión prolongados, es verdad que éstos son muy relajantes pero permanecer más tiempo de lo necesario puede afectar muy severamente rasgos de la dermis. Luego de cada ducha se recomienda utilizar cremas hidratantes para así poder reponer el equilibrio perdido en el agua y en el caso de utilizar colonias, las mismas deben tener un escaso nivel de alcohol. También es necesario visitar al dermatólogo una vez al mes en caso de notar anomalías en nuestra piel; en ciertas edades las alergias en la piel, manchas en la piel, acné o sarpullido suele ser algo común bastante fácil de contrarrestar con el uso de alguna crema o jabón especial. En caso de encontrar lunares de tamaños considerablemente grandes, es necesario hacernos ver un  profesional para descartar una posible enfermedad; lo mismo si notamos manchas desconocidas en la piel.

cuidado-piel

 

Gracias porsu visita.

LaserDepilacion.Net - Todos los derechos reservados - ¿Quiere anunciar en esta página? Envíe un correo a nuestra casilla y nos comunicaremos con Ud.